TRADUCTOR

English plantillas curriculums vitae French German temas para windows Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

MANADA!!!!! LLL

MANADA!!!!! LLL
UNETE

MIS LUNAS !!!

Create your own banner at mybannermaker.com! Powered by BannerFans.com

FRASES CELEBRES!!

Accesorios para el blog

HOLA!!!!!!!

HOLA!!!!!!
SI AUN QDA ALGUN ALMA Q PASE POR ESTE LUGAR LE DIGO Q ME VOY A PONER AL CORRIENTE DE TODO

ME VOY A DAR F5 PARA ACTUALIZARME DE SUS HISTORIAS
Y DE LOS NUEVOS BLOGS

HE VUELTO, ESPERO Q NO ME AIGAN OLVIDADO
LOS KIERO MUXOOOO

TEAM JAC WARD

TEAM JAC WARD
POR Q SOMOS CAPAZ DE AMAR DOS ESPECIES

Pensamientos Personales!!!

Q placer tenerlos por q este espacio ,donde pongo las locuras q se me ocurren ,donde dejo q las ideas nazcan ,crezcan y se reproduscan ^_^
donde las ideas son respetadas y aplaudidas ,
donde pueden ser ellas mismas sin ser jusgadas

si el 99.99 de las personas dicen q tus idea esta mal solo necesitas ese 0.1 ,por q si eres fiel a lo q sientes o escribes no hay error alguno

AUNQ EL MUNDO ESTE EN MI CONTRA SOLO UNA VOS OIRE Y ESA VOZ ES LA MIA ,POR Q LAS DESICIONES Q TOME ,SERAN LAS Q LLEVARE CONMIGO EL RESTO DE MI VIDA ,Y SI TENGO Q VIVIR CON ELLAS SERA MEJOR Q SEAN DE MI UNICA Y EXCLUSIVA LOCURA ^_^


CREA UN SUEÑO Y ALIMENTATE DE EL? POR Q NO HAY PEOR PERDEDOR Q AQUEL Q NO SUEÑA

ATTE.NUBIS

les gustaron mis pensamientos XD, no se si ya fueron escritos ,pero es lo q pienso ,pueden q no sean originales pero si son personales

Entre mas comenten menos me tardare en subir capi (creo q ando un poco chantajista
^_^ XD)


domingo, 15 de noviembre de 2009

Siguiendo mi Luna


Capi 8
Me dio un poco bastante de trabajo espero que les guste. Esta subido de tono, no mucho pero para que conste que lo adverti. Este es mi regalito para mi leelan Nubis.
Quería llorar, tenía que aguantar hasta estar fuera o en mi dormitorio. De momento se escucharon unos gritos en la entrada del castillo. Dios eran horribles, tantos gritos. Armand se coloco rápidamente frente a mi y vi como Cain se paraba a su lado. Ambos se quedaron frente ami dándome la espalda. Mire a Angelic, que se encontraba en la espalda de Christoval mientras el desvainaba su espada y la sostenía con la otra. Mi hermano protegía a su esposa e hija.

Cualquiera que fuera el que estaba creando los problemas afuera logro pasar. La pelea era inmensa, fue horrible. Los gritos, la sangre todo. Todo se iba acercando a nosotros. Mis miedos se agrandaron mire a Flor la esposa de mi hermano, que rodeaba entre sus brazos a Karina, mi hermosa sobrina. Mire a Angelic y vi que estaba aterrada. Me voltié y grite
-Flor- ella me miro con terror- sabes salir de aquí a un lugar seguro- ella tan solo asintió, me voltie hacia Angelic- Hermana- ella me miro rápidamente- sácalas de aquí, sigue a Flor y cuídalas
-Pero no tengo con que- me dijo ella, me toque el pecho para sacar mi daga y me di cuenta de que no la tenía, se había quedado en el convento como muchas de otras cosas y no había llegado aun.
-Denme una daga para Angelic- Christoval me miro ansioso y preocupado- ella la sabe usar- le dije mirándolo y el se voltio un poco para mirarla
-¿Sabes?- le pregunto
-Bastante, tuve una buena maestra- dijo mirándome, Christoval saco una de su bota y se la entrego
-Vamos Angelic saca a Flor y a Karina de aquí, ahora- seguido de mis palabras Angelic salió de la espalda de Christoval dirigiéndose a Flor cuando Christoval la tomo del brazo y la giro hacia el
-Voy con tigo- le dijo mirándola a los ojos y esta le sonrió
-No, Yo puedo, cuida de mi hermana- le contesto a la pregunta que el no realizo, y camino hacia Flor y tomo a Karina en sus brazos- Vamos
-Dame una- dije poniendo una mano en el hombro de Cain
-Y la tuya- me dijo volteando un poco hacia mi, y Armand nos miro con ansias en su mirada
-Se quedo en el convento- conteste con voz baja
-Esta bien toma- y saco una larga daga de su bota derecha, me quede helada al mirar que era idéntica a la mía, cada detalle, forma y diseño.
Llegaron hasta nosotros y los golpes se acomodaron muy cerca. Cain se alejo de nosotros golpeando todo a su paso. Christoval no estaba cerca pero lo podía ver. Muchos se nos acercaron a Armand y a mi. Los sonido de las espadas chocando, los golpes de puños, la gente callendo a mi alrededor. Todo era tan deprisa que ni siquiera me di cuenta cuando Armand se alejo un poco de mi. Estaba sola contra dos hombres de aspecto horroroso. Uno sonrio con maldad y el otro hablo con tono despreciable.
-Por fin encontramos nuestro premio- dijo con una risa malévola
-Como lo compartiremos- le pregunto al otro
-Un rato tu y otro yo- contesto con una sonrisa
-Ninguno me va a tocar- reproche levantando la daga larga
-Crees poder con nosotros- se burlaba el mas grande
-No niñita tonta no puedes- decía el otro
-Aléjense- fue lo único que dije dando un paso hacia atrás, pensando en que Angelic pudiera encontrar donde esconderse.
-Vamos niña si te portas bien será mejor- decía el mas pequeño
Cuando se acerco tomándome de un brazo, levante la daga y le corte la mejilla derecha. Me soltó y dio un paso hacia atrás. Tan rápido como retrocedió, se acerco y me proporciono una bofetada que me balanceo hacia atrás. Levante la daga y corte su brazo. El otro se acerco y golpeo mi rostro. Cai al suelo de inmediato. Levante una pierna y le patie un tobillo que lo hizo caer. El de los cortes me tomo del cabello halando con fuerza hacia ariba.
-Si peleas peor para ti- dijo hiriendo mi costado derecho con su espada, un grito enorme salio de mi garganta haciendo que Armand volteara mirarme.
Corrió hacia mi golpeando al hombre que me hirió y tirándolo al suelo. Lo atravesó con su espada por el abdomen. Voltie mi rostro para no mirar. El dolor de mi costado aumentava, presione con fuerza la herida. Sentí en el vestido un liquido suave, espeso y pegajoso a su vez. Mire mi costado y levante mi mano. El vestido estaba casi completo rojo, la sangre no dejaba de salir de mi cuerpo. Otro grito me llamo la atención. Al mirar me encontré con la mirada de Armand fija en mi. Sus ojos abiertos de miedo y dolor. Bajé la mirada por su torso y fue cuando vi la razón de su dolor. El otro hombre que estaba en el suelo le avía traspasado su espada por el abdomen y Armand sostenía la punta de la espada con las manos. El hombre saco su espada del cuerpo de Armand y este callo en el piso serca de mi. Quise gritar pero de mi boca no salían palabras. Me tape la cara cuando Armand cerro los ojos. El hombre no se avía dado cuenta de que Yo permanecía con vida. Me arrastre hasta quedar junto al cuerpo de Armand y le di un beso en la frente. Con trabajo me levante, porque los mareos por el sangrado estaban empezando. Camine unos pasos tropezando con mas cuerpos y caí al piso. Cuando levante la vista pude ver a Cain que se acercaba corriendo hacia mi. Tenia que aguantar hasta llegar a el. Luchar para poder ver su rostro cerca del mio antes de morir. Ya no sentía las piernas y tenia calambres en las manos. Todavia llevaba su daga en la mano la apreté y la lleve a mi pecho para sentirlo cerca de mi.
Lo busque con la mirada y lo encontré peleando con el hombre que había matado a su hermano. Tuve que cerrar los ojos no quería ver como ese hombre lo hería. No quería pensar que también lo matara a el. Luego de unos minutos eternos, sentí unas manos tomar mi cuerpo del suelo. Al abrir los ojos me encontré con los suyos, el amarrillo mas hermoso de la tierra. Le sonreí y vi como me regalaba una sonrisa. Después de eso cerré mis ojos dejándome llenar de oscuridad. A lo lejos se escuchaban los gritos y sollozos. Pero antes de caer en la inconsciencia escuche su vos.
-Aguanta mi amor, aguanta

No se si era real pero me sentía cansada, el cuerpo me pesaba. Asi se supone que se sienta la muerte. Bueno no lo se, no sabia si seguía con vida o me había muerto. Trate de moverme con dificultad me pude voltear y una fuerte punzada corrió todo mi costado. Me acorde de la herida que aquel hombre me había echo. Trate de levantarme de la cama cuando unas suaves manos me detuvieron.

-No te levantes todavía- la voz dulce de mi hermana me lleno de alegría
-Angelic- dije con dificultad me ardía la garganta, abri mis ojos y vi la dulce cara de Angelic- donde estoy
-En tu casa- mire a mi alrededor pero no reconocía nada. El cuarto era pequeño de color azul cielo. Unas ventanas grandes lo llenaban de luz. El armario de frente con un tocador a su lado con un gran espejo. Mire que la cama hera mediana pero hermosa. De metal, con pilares en forma de árbol, la cabecera tenia hojas y flores silvestres. Hera hermosa y las sabanas color verde le hacían el toque perfecto.
-Esta no es mi casa- dije frunciendo la cara por la preocupación de donde estaba.
-Esla casa que tu esposo construyo para ti- me dijo bajando la vista, y en esos instantes me acorde de Armand
-Armand dios donde esta, esta bien, estaba herido la última vez que lo vi- mi cabeza quería preguntar por Cain pero las palabras no las podía dejar salir ahora era la esposa de su hermano
-Luna- me miro con precaución tratando de ocultar algo
-Que pasa- me moría de la incertidumbre por su silencio- por favor habla
-Armand- mas silencio trataba de hablar pero las palabras tan solo no salían de su boca
-Armand que, dime por favor- suplique
-Armand falleció- la noticia me callo como agua fría, dios había muerto protegiéndome, los ojos seme llenaron de lagrimas, que caían silenciosamente, murió por mi culpa- no llores amor por favor no fue tu culpa- me dijo como si leyera mi mente- tranquilízate si
-No puedo tranquilizarme sabiendo que murió por mi culpa- eleve mi voz todavía ronca
-Necesitas descansar y dormir un poco mas, para que tengas fuerzas suficientes para levantarte- dormir mas, eso me izo pensar en cuanto había dormido
-Cuanto llevo durmiendo- le pregunte atontadade no saber cuanto
-Tres días-
-Que, tanto tiempo- como podía haber dormido tanto tiempo
-No necesitas mas, para que puedas recuperarte- me decía mientras se levantaba y tomaba un cepillo, me senté poco a poco y me ayudo a hacerlo- Necesitas descansar para poder caminar no dejare que te levantes todavía- me decía mientras me cepillaba el cabello
-Donde esta Cain- tenía que saber de el temía que algo también le hubiera sucedido
-Esta trabajando- me dijo tranquilamente- viene tres veces al dia para ver si has despetado, por lo menos hoy se ira tranquilo.
-Quien se ha quedado con migo durante estos días- pregunte
-Pues yo quien mas- me dijo poniendo sus manos en las caderas- la casa es pequeña pero tiene tres cuartos
-Me has cuidado- dije con gratitud- y como estas tu, como te han dejado tenerme aquí sin que mi madre gritara- pregunte tratando de crear un chiste de lo inquietante que podría ser mi madre
-Facil- dijo encogiéndose de hombros- Clauss indico que se te llevara a tu casa ya que eres la viuda de su hijo debes de ocupar las cosas que el te dejo.- la mire con ansias de saber- si tu madre grito bastante, pero al final tuvo que aceptar el tenia la razón, le toca a el y a su familia cuidar de ti.
-No puedo creer que Clauss quiera cuidar de mi- dije sorprendida de la posición que el había tomado y notando que mi vos había vuelto aunque no del todo.
-Bueno Cain influencio bastante, fue el quien convenio a Clauss que lo mejor era que te quedaras aquí, sino ellos quedarían mal ya que tu ya eres parte de su familia- me dijo con una sonrisa, pero lo que pensé fue que tan solo eran apariencias
-Claro porque ellos se verían mal, eso es todo verdad- mi inconsciente quería volver a llorar, ahora era una obligación ya no me quería
-No digas eso, no lo tomes asi- me hablo muy seria- tenia que encontrar una escusa para que no te alejaran del, eso fue lo que me explico, o crees que viene tanto porque es una obligación.- Me dijo levantando las cejas-
-No sé qué creer, el quería que me casara, no quiso llevarme lejos con el, el día que nos atacaron en el convento, como voy a creer que todavía me quiere- mi corazón se encogía por el dolor
-Tonta, eso eres tonta- me dijo levantándose de la cama- sabes ese hombre trae de todo a esta casa, veo el sufrimiento en su rostro cuando entra a verte.
-Dios no se que pensar, todo es tan confuso- me tape la cara con las manos
-Bueno pronto será hora de que venga por última vez, así que debemos arreglarte un poquito, si- me dijo sonriendo
-Está bien pero no mucho no me siento bien todavía y me duele el abdomen, bueno el costado- dije y trate de sonreír
-Te pondremos este linda bata- dijo sacando una hermosa bata de seda negra del armario sus mangas largas y su falda llegaba hasta el suelo- sé que es negra pero tu madre envió todas las cosas que llegaron del convento y adiciono unos vestidos para el luto- dijo con una mueca
-No te preocupes estoy acostumbrada a usar el negro- dije sonriendo y cuando nos miramos ambas nos reímos, era irrespetuoso reír de que conservaría los negros vestidos. Pero ambas aviamos acordado no usar mas el negro cuando saliéramos del convento y ahora estaba atrapada en un luto
Me ayudo a poner la bata y me recogió el cabello en un moño sencillo. Pasaron no se si horas o minutos, pero me empezaba a impacientar. Mientras pasaba el tiempo me acomodaba en la cama. Tratar de mover las piernas y los brazos para quitarme el entumecimiento. Ya empezaba a oscurecer cuando oí que tocaban la puerta. Escuche su voz ronca, aunque lejos, mi corazón lo sentía cerca. Inmediatamente la culpa me lleno. Dios no debía de estar contenta ni entusiasmada por verlo. Mi esposo acababa de morir y lo peor de todo era su hermano. Escuche sus paso y como subía por unas escaleras y se acercaba mas. Me recosté sentada en la cama y cerré los ojos, quería escuchar su voz y saber algo antes de que supiera que lo podía escuchar. Se abrió la puerta y sentí como se sentó a mi lado quería sonreír pero tenia que aguantar.
-No a despertado aun- su voz era de preocupación
-Si ya despertó- lo dijo con un tono de sospecha- parece que esta cansada, te voy a dejar con ella a lo que termino de hacer un consomé para ella.
-Yo la cuido- dijo y escuche como la puerta se abría y cerraba- amor despierta- su voz se escuchaba tan cerca, y en ese momento sentí como me acariciaba la mejilla con sus manos y me daba un beso en la nariz.
-Hum- trate de disimular que me despertaba y abri lo ojos poco a poco. Lo primero que vi fueron sus hermoso ojos amarrillos
-Hola- fue lo único que quise decir
-Como estas- me dijo acariciándome la mejilla con el pulgar- Ya te sientes mejor
-Un poco
-Que bueno- me dijo soltando mi rostro- espero que te recuperes rápido- mientras se levantaba de la cama
-Puedo preguntarte algo- le dije tomando una de sus manos para que no se fuera, el se sento y asintió con la cabeza- donde estoy, bueno Angelic dijo que era mi casa pero exactamente donde estoy
-Esta es la casa que mi hermano y Yo construimos para ti- me dijo bajando el rostro,
-Porque quisieron que me quedara en la casa- tenia que saber la razón
-La construimos para ti, así que debes de estar en ella, además eres parte de nuestra familia ahora nos toca a nosotros cuidarte- levanto su rostro con una leve sonrisa
-Es solo por eso- dije mirando sus ojos- solo por compromiso
-No digas eso, tu sabes lo que siento por ti- tomo mis manos
-Pero ahora es diferente, verdad- saque mis manos de las suyas y las coloque en mi abdomen
-Lo que paso cambia un poco las cosas, pero no lo que siento- cerro los ojos, se levanto de la cama y comenzó a salir del cuarto
-Estaras lejos- dije rápido no quería que se marchara pero tenia miedo de que sus sentimientos no fueran los mismos
-No mi casa esta aquí a unos pasos de la tuya, si necesitas ayuda manda a Angelic, por favor no te lastimes tratando de caminar ahora- abrió la puerta y se marcho
Los días fueron pasando rápido mientras mas me movía por el cuarto me sentía mejor. Ya podía caminar por toda la casa sin sentirme mal, ni que el dolor llegara. Me paseaba por el pequeño jardín de rosas. Angelic y Yo vivíamos tranquilas. El lugar era alejado del pueblo y del castillo. Nunca volví a saber de los hombres que nos atacaron el día de la boda. Eso era bueno pero me sentía incomoda no saber que había pasado, pero estaba segura donde estaba ahora. Angelic y Yo cocinábamos para Clauss y Cain, todos los días. No nos molestaba ya que estábamos acostumbradas ayudar a Sofia y Alexsandra en la cocina. A Cain le sorprendió que supiera cocinar, y por lo tanto me molestaba mucho diciendo que no era una princesa común. Bueno era cierto ya no me sentía una princesa.
Los días seguían pasando ya había pasado dos meses desde la muerte de Armand y me encontraba realmente tranquila. Ya no tenia remordimientos, ni me sentía totalmente culpable. Cain y Yo volvimos a ser los grandes amigos de siempre. Con la única diferencia de que no nos tocábamos ni las manos. Sentir su cuerpo muy cerca hacia que surgieran deseos que no podía demostrarle. El era mi mejor amigo, pero también el hombre que Yo amaba y tenia miedo de que Clauss sospechara alguna cosa y me enviara lejos de el. Si al morir mi esposo Clauss se asía cargo de mi pero también desidia por mi, aunque no era todo el tiempo.
Hoy la noche se sentía tranquila y un poco refrescada. El calor del verano llenaba las paredes de la casa. Decidí salir a ver las estrellas y entendí porque se sentía ese pequeño refresco a el calor, estaba nublado parecía que llovería. Pero todo estaba oscuro, no había estrellas ni luna que iluminaran la noche. Me di cuenta que la herrería de Cain estaba prendida. Me preguntaba porque, cuando mira hacia la casa de el y su padre todo estaba apagado.
Comencé a caminar hacia allí, quería saber si s había quedado prendida la caldera o el estaba allí. Camine dando tropiezos, me aguantaba de todo parra no caer ya q todo estaba oscuro. La luz q salía de allí me llamaba, en realidad yo quería acercarme me seguía preguntando. Pero no podía para de caminar hacia ella. Cuando entre el lugar estaba iluminado por el fuego de la caldera y allí esta el de espaldas con el torso desnudo y sudado por el calor que salía de la caldera. Me quede sin aliento, no podía respirar era lo mas hermoso q mis ojos habían visto. Su piel blanca quemada por el sol y la calor de las llamas me llamaban. Dios este hombre me volvía loca. Como poder resistirse si lo tenía a solo unos pasos. Además no ayudaba el ver como los músculos de sus brazos se tensaban cada vez que martillaba el pedazo de metal. Que iva hacer cada vez se acercaba mas a el. Sin darme cuenta pase por el lado de una mesa y de esta se cayó un pedazo de metal. El sonido retumbó por todas las paredes haciendo que el se volteara a verme.
-Luna me has dado un gran susto- me dijo dejando el martillo y el metal encima de la mesa y tratando de limpiarse las manos con el mantel
-Tan de mal gusto me veo- le dije bromeando
-Eso jamás, eres la mas hermosa de las mujeres- decía mientras caminaba hacia mi quedando a solo centímetros de distancia.
-Bueno te e asustado ¿no?- las palabras me salieron en susurros por los nervios y mi piel se ponía muy caliente por la cercanía de su cuerpo con el mio.
-Mejor di que me sorprendiste- me acaricio la mejilla con su gran mano y acerco su rostro al mío y me dio un suave beso en los labios, me sentí desfallecer ante el contacto
-Que haces- dije sin despegarme de el no podía y no quería
-Algo que los dos queremos- y volvió a besarme
Este beso fue diferente, mas fuerte lleno de deseo y pasión. Exigiendo el contacto de nuestros cuerpos. El deseo me lleno por completo y deslice mis brazos alrededor de su cuello, apretando mi cuerpo al suyo con demanda. Sentí su mano acariciar mi costado y un gemido de dolor salió de mis labios cuando toco el lugar donde antes estaba mi herida.
-Te lastime- dijo con miedo y en sus ojos se reflejaba el terror que le producía lastimarme.
-No fue solo que tocaste donde estaba la herida y mas que dolor me asuste- dije cerrando lo ojos y bajando la cabeza, no quería que viera que tenia miedo a que me tocara
-Segura – dijo mientras levantaba mi rosto con sus dedos y Yo mantuve los ojos serados
-Si- en cuanto mis labios pronunciaron esa afirmación sentí de nuevo sus labios sobre los míos
Soltó mi rostro y acarició mi cintura suavemente, con delicadeza y temor de lastimarme. Mis manos buscaron su cabello y se enredaron en el. Era tan suave a pesar que todo el era tan rudo. Las caricias aumentaban y no podía aguantar los gemidos y jadeos, que me producían sus caricias. Su lengua acaricio mis labios pidiendo permiso para pasar y con toda la emoción la acepte. Su sabor dulce y fuerte me invadió. Ese sabor era adictivo, después de probarlo solo querías mas. Tuvimos una danza de lenguas hasta que me hiso falta aire. Pero sus besos y carisias no se detuvieron. Continuo con besos por mi quijada y bajo hacia mi cuello. Abri los ojos sin moverme
-Esto ya lo había vivido- dije suave mientras le acariciaba el cabello y volvía a cerrar los ojos
-Si cuando- susurro sobre mi piel
-En un sueño- dije sin aire aguantando los jadeos
-Espero que haya sido con migo- me dijo dándome un pequeño morisco en mi cuello
-No podría soñar con nadie mas- le dije apretándolo mas a mi cuerpo- ya te lo dije una vez soy tuya

Eso hizo que empezara a bajarme la bata de los hombros, con suaves y húmedos besos. Siguió su ruta de besos hasta llegar al comienzo de mis pechos y se detuvo. Al abrir los ojos y mirarlo vi que me miraba pidiendo permiso de continuar, el cual le di con una sonrisa. Termino de bajar mi vestido y me dejo completamente desnuda frente a sus ojos. Se separo un poco de mi para mirarme de arriba a bajo

-Eres hermosa- me dijo pegándose nuevamente a mi cuerpo y comenzó a besar me los pechos

Mientras que besaba, chupaba y mordía delicadamente uno, masajeaba con su mano el otro. Mis gemidos eran altísimos y tuve que morderme el labio para aguantar los siguientes no quería despertar a nadie y que nos encontraran de esa manera. Le sostuve por los hombros cuando mis deseos de gritar no los podía aguantar mas.

-Quieres que me detenga- me dijo mirándome a los ojos tan dulce y tristes pensara que lo rechazaba

-No- le dije sonriendo- quiero que termines con mi agonía, quiero sentirte dentro de mi
Con una sonrisa se despego de mi y comenzó a quitarse su pantalón. El era enorme todo el lo era. Se acerco y con su mano limpio la mesa con su mano. Me tomo en brazos y me acostó en la mesa. Cuando de coloco en sima de me miro a los ojos y comenzó a introducirse dentro de mi lentamente. No podía negar el dolor que sentí cuando por fin entro completamente y después se quedo quieto. Cuando la sensación de dolor cambio por la de placer, moví mis caderas para que supiera que quería que siguiera moviéndose. Comenzó lento, su movimientos me hacían gemir, y escuche lo que nunca pensé, los gemidos de el. Sus gemidos provocaban mas sensaciones en mi cuerpo. Quería mas y mas de el. Como si leyera mi mente comenzó a moverse mas rápido y mas profundo.

Tomo mis piernas por las rodillas y las subió hacia el, Eso hizo que lo sintiera mas profundo dentro de mi. Sus embestidas eran mas rápidas, mas profundas. Mi cuerpo se arqueaba de placer al sentirlo dentro de mi. Mis jadeos aumentaban y los gemidos de el y mios se hacían mas fuertes. Sentí como en mi vientre se formaba un nodo que quería ser soltado. Tome sus caderas y lo alaba hacia mi haciendo de las envestidas mas profundas.

El soltó mis rodillas y me tomo de las caderas elevándolas haciendo mas fácil que entrara en mi. Sintiendo que entraba mas adentro, con mucha mas fuerza. Sentí como una corriente eléctrica atravesaba mi cuerpo, y me despertaba cada punto en todo mi ser. El nudo en mi vientre se apretaba mas y mas hasta que sentí como exploto. Los temblores de mi cuerpo causados por el placer de esa explosión no tardaron.

Cain continuo con las envestidas un poco mas y vi como el temblaba de placer. Sintiendo que me llena, dejo caer su cuerpo sobre el mío y me abrazo. Pasamos unos minutos asi hasta que nos quedamos placenteramente dormidos.

3 MoRdIsCoS:

xiuox dijo...

diosssssssssssssssss leelan estubo ,increible haha y gracias por dedicarmelo mua te adoro y q triste por armand ,me empezaba a agradar el chico y wiiii angelic con cristobal haha golozaaaaa
pero la escena con cain ,dios alfin ,alfin cain se puso pilas dios cain ,jajaja ilu ,estubo buenisimo ,haha espero q escribas mas capis como este ,por fui fui, okis
pero no me lastimes mas a luna okis

Regina dijo...

Aiiii Mi daly siempre tengo un momento para pasarme a leer tu historia!!

Aww que calor!!! Hasta que la muchacha se decidió a incarle el diente a Cain!!! juju estupenda la escena... sobretodo con lo de la caldera encendida... "Queria ver si se había quedado prendida" BahA!! A QUIEN ENGAÑA CON ESO?! si la muchacha lo que quería era encontrarlo solo... hu hu iii de noche... cuando nadie estaría observandolo!!!

jaja me gusto mucho el pequéño lemmon!! Aunque sufrí mucho en el principio... pff ña escena de la lucha fue muy rapida... iii no la cache a la primera... awww sufri cuando se murio armand!! Era bueno!! porque lo mataste??

Te digo que el arroz se va a cocer con cristobal y angelic!!! oooo si aja oooo si!!!

Amiga muy buen capi!!! te dejo muchos besos!! te quierooo!!!

Aguas con la ortografía corazon!!!

neny writter cullen dijo...

AAAAAAAAAAAAAAAhhhh!

Daly Cariño, lamento haberme demorado tanto en leer pero tenia que darme el tiempo para disfrutarlo y Dios!!!! como lo disfrute

Lamento mucho que Armand haya muerto, pero creo que no calzaba con Luna

Simplemente perfecto y el lemmon....

uf! buenisimo, romantico y perfecto.!!!!

Sis, esta semana sera un poco complicada asi que dudo que pueda subir un capi, pero ya la proxima semana no parare de escribir.

Te quiero y espero que todo este bien por alla. Sigue escribiendo que aqui la disfrutamos demasiado

Publicar un comentario

DEJAMOS TUS COLMILLOS PRA RECORDAR!!!GRACIAS POR TUS MORDISCO BEXOX Y ABRAXOX

Top 10 visitantes