TRADUCTOR

English plantillas curriculums vitae French German temas para windows Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

MANADA!!!!! LLL

MANADA!!!!! LLL
UNETE

MIS LUNAS !!!

Create your own banner at mybannermaker.com! Powered by BannerFans.com

FRASES CELEBRES!!

Accesorios para el blog

HOLA!!!!!!!

HOLA!!!!!!
SI AUN QDA ALGUN ALMA Q PASE POR ESTE LUGAR LE DIGO Q ME VOY A PONER AL CORRIENTE DE TODO

ME VOY A DAR F5 PARA ACTUALIZARME DE SUS HISTORIAS
Y DE LOS NUEVOS BLOGS

HE VUELTO, ESPERO Q NO ME AIGAN OLVIDADO
LOS KIERO MUXOOOO

TEAM JAC WARD

TEAM JAC WARD
POR Q SOMOS CAPAZ DE AMAR DOS ESPECIES

Pensamientos Personales!!!

Q placer tenerlos por q este espacio ,donde pongo las locuras q se me ocurren ,donde dejo q las ideas nazcan ,crezcan y se reproduscan ^_^
donde las ideas son respetadas y aplaudidas ,
donde pueden ser ellas mismas sin ser jusgadas

si el 99.99 de las personas dicen q tus idea esta mal solo necesitas ese 0.1 ,por q si eres fiel a lo q sientes o escribes no hay error alguno

AUNQ EL MUNDO ESTE EN MI CONTRA SOLO UNA VOS OIRE Y ESA VOZ ES LA MIA ,POR Q LAS DESICIONES Q TOME ,SERAN LAS Q LLEVARE CONMIGO EL RESTO DE MI VIDA ,Y SI TENGO Q VIVIR CON ELLAS SERA MEJOR Q SEAN DE MI UNICA Y EXCLUSIVA LOCURA ^_^


CREA UN SUEÑO Y ALIMENTATE DE EL? POR Q NO HAY PEOR PERDEDOR Q AQUEL Q NO SUEÑA

ATTE.NUBIS

les gustaron mis pensamientos XD, no se si ya fueron escritos ,pero es lo q pienso ,pueden q no sean originales pero si son personales

Entre mas comenten menos me tardare en subir capi (creo q ando un poco chantajista
^_^ XD)


jueves, 19 de noviembre de 2009

ESTAMOS DE FIESTA!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!




HOY 19 DE NOVIEMBRE NACE UNA DE LAS PERSONAS MAS IMPORTANTES EN MI VIDA ,LA HERMANA Q SIEMPRE LE PEDI A LA CIGUEÑA PERO POR ALGUNA RAZON NO ME LA TRAJO A HONDURAS .SI NO Q LA DEJO EN PUERTO RICO ,MI QUERIDA SIS ,MI LEELAN
TE SUPER ADORO ,TI AMU PRESIOSA ,ERES UNA PERSONA MUY IMPORTANTE ,GRACIAS POR ESTAR EN MI VIDA Y PODER FELICITARTE ESTE DIA ,ERES MI LUNA ,LA LUNA Q ILUMINA LA Q INSPIRA Y CUIDA DE LOS DEMAS ,ERES TODO LO Q ALGUIEN PUEDE PEDIR COMO HERMANA Y MAS
LASTIMA Q NO TE PUEDA DAR UN ABRAZO Y TUS NALGADAS PERO BUSCARE QUIEN LO HAGA XD
GRACIAS POR ESTAR SIEMPRE CONMIGO ,APOYANDOME ,ALIENTANDO ,Y SOBRE TODO AGUANTANDOME ,SE Q ES DIFICIL XD
Y SABES Q AQUI ESTOY SIEMPRE ,Q CONMIGO PUEDES CONTAR HASTA EL INFINITU Y UN NUMERO DESPUES DE ESE ,DAL ERES UNA PERSONA MARAVILLO ,Y DOSY GRACIAS A DIOS POR PONERTE EN MI CAMINO

UN POEMA PARA TI!!!

Velas se han hecho presente este dia
Iluminando asi los años de tu vida
La luna se hizo presente ,
el nacimiento de una reina ella quería estar presenciar
oh dulce niña de piel iluminada ,corazón de oro
tu vida un diamante ,te he encontrado
única y sorprendente ,mágica y en esta vida te tengo presente
oh dulce niña ,vos de angel
alma de hierro ,q felicidad te esperara en el futuro
con q sonrisa lo esperaras ,tu alma noble
ves el mundo como pocos ,
y el mundo te ve como la luz q necesita
con grito de alegría ,hagamos algarabía
festejando dulce niña ,tu nacimiento y valentía
dulce flor violeta ,hermosa y de gran dulzor
has inpirado a la luna ,ha opacar el sol




MAÑANITAS!!!!






FELIZ CUMPLE!!!!!

domingo, 15 de noviembre de 2009

Siguiendo mi Luna


Capi 8
Me dio un poco bastante de trabajo espero que les guste. Esta subido de tono, no mucho pero para que conste que lo adverti. Este es mi regalito para mi leelan Nubis.
Quería llorar, tenía que aguantar hasta estar fuera o en mi dormitorio. De momento se escucharon unos gritos en la entrada del castillo. Dios eran horribles, tantos gritos. Armand se coloco rápidamente frente a mi y vi como Cain se paraba a su lado. Ambos se quedaron frente ami dándome la espalda. Mire a Angelic, que se encontraba en la espalda de Christoval mientras el desvainaba su espada y la sostenía con la otra. Mi hermano protegía a su esposa e hija.

Cualquiera que fuera el que estaba creando los problemas afuera logro pasar. La pelea era inmensa, fue horrible. Los gritos, la sangre todo. Todo se iba acercando a nosotros. Mis miedos se agrandaron mire a Flor la esposa de mi hermano, que rodeaba entre sus brazos a Karina, mi hermosa sobrina. Mire a Angelic y vi que estaba aterrada. Me voltié y grite
-Flor- ella me miro con terror- sabes salir de aquí a un lugar seguro- ella tan solo asintió, me voltie hacia Angelic- Hermana- ella me miro rápidamente- sácalas de aquí, sigue a Flor y cuídalas
-Pero no tengo con que- me dijo ella, me toque el pecho para sacar mi daga y me di cuenta de que no la tenía, se había quedado en el convento como muchas de otras cosas y no había llegado aun.
-Denme una daga para Angelic- Christoval me miro ansioso y preocupado- ella la sabe usar- le dije mirándolo y el se voltio un poco para mirarla
-¿Sabes?- le pregunto
-Bastante, tuve una buena maestra- dijo mirándome, Christoval saco una de su bota y se la entrego
-Vamos Angelic saca a Flor y a Karina de aquí, ahora- seguido de mis palabras Angelic salió de la espalda de Christoval dirigiéndose a Flor cuando Christoval la tomo del brazo y la giro hacia el
-Voy con tigo- le dijo mirándola a los ojos y esta le sonrió
-No, Yo puedo, cuida de mi hermana- le contesto a la pregunta que el no realizo, y camino hacia Flor y tomo a Karina en sus brazos- Vamos
-Dame una- dije poniendo una mano en el hombro de Cain
-Y la tuya- me dijo volteando un poco hacia mi, y Armand nos miro con ansias en su mirada
-Se quedo en el convento- conteste con voz baja
-Esta bien toma- y saco una larga daga de su bota derecha, me quede helada al mirar que era idéntica a la mía, cada detalle, forma y diseño.
Llegaron hasta nosotros y los golpes se acomodaron muy cerca. Cain se alejo de nosotros golpeando todo a su paso. Christoval no estaba cerca pero lo podía ver. Muchos se nos acercaron a Armand y a mi. Los sonido de las espadas chocando, los golpes de puños, la gente callendo a mi alrededor. Todo era tan deprisa que ni siquiera me di cuenta cuando Armand se alejo un poco de mi. Estaba sola contra dos hombres de aspecto horroroso. Uno sonrio con maldad y el otro hablo con tono despreciable.
-Por fin encontramos nuestro premio- dijo con una risa malévola
-Como lo compartiremos- le pregunto al otro
-Un rato tu y otro yo- contesto con una sonrisa
-Ninguno me va a tocar- reproche levantando la daga larga
-Crees poder con nosotros- se burlaba el mas grande
-No niñita tonta no puedes- decía el otro
-Aléjense- fue lo único que dije dando un paso hacia atrás, pensando en que Angelic pudiera encontrar donde esconderse.
-Vamos niña si te portas bien será mejor- decía el mas pequeño
Cuando se acerco tomándome de un brazo, levante la daga y le corte la mejilla derecha. Me soltó y dio un paso hacia atrás. Tan rápido como retrocedió, se acerco y me proporciono una bofetada que me balanceo hacia atrás. Levante la daga y corte su brazo. El otro se acerco y golpeo mi rostro. Cai al suelo de inmediato. Levante una pierna y le patie un tobillo que lo hizo caer. El de los cortes me tomo del cabello halando con fuerza hacia ariba.
-Si peleas peor para ti- dijo hiriendo mi costado derecho con su espada, un grito enorme salio de mi garganta haciendo que Armand volteara mirarme.
Corrió hacia mi golpeando al hombre que me hirió y tirándolo al suelo. Lo atravesó con su espada por el abdomen. Voltie mi rostro para no mirar. El dolor de mi costado aumentava, presione con fuerza la herida. Sentí en el vestido un liquido suave, espeso y pegajoso a su vez. Mire mi costado y levante mi mano. El vestido estaba casi completo rojo, la sangre no dejaba de salir de mi cuerpo. Otro grito me llamo la atención. Al mirar me encontré con la mirada de Armand fija en mi. Sus ojos abiertos de miedo y dolor. Bajé la mirada por su torso y fue cuando vi la razón de su dolor. El otro hombre que estaba en el suelo le avía traspasado su espada por el abdomen y Armand sostenía la punta de la espada con las manos. El hombre saco su espada del cuerpo de Armand y este callo en el piso serca de mi. Quise gritar pero de mi boca no salían palabras. Me tape la cara cuando Armand cerro los ojos. El hombre no se avía dado cuenta de que Yo permanecía con vida. Me arrastre hasta quedar junto al cuerpo de Armand y le di un beso en la frente. Con trabajo me levante, porque los mareos por el sangrado estaban empezando. Camine unos pasos tropezando con mas cuerpos y caí al piso. Cuando levante la vista pude ver a Cain que se acercaba corriendo hacia mi. Tenia que aguantar hasta llegar a el. Luchar para poder ver su rostro cerca del mio antes de morir. Ya no sentía las piernas y tenia calambres en las manos. Todavia llevaba su daga en la mano la apreté y la lleve a mi pecho para sentirlo cerca de mi.
Lo busque con la mirada y lo encontré peleando con el hombre que había matado a su hermano. Tuve que cerrar los ojos no quería ver como ese hombre lo hería. No quería pensar que también lo matara a el. Luego de unos minutos eternos, sentí unas manos tomar mi cuerpo del suelo. Al abrir los ojos me encontré con los suyos, el amarrillo mas hermoso de la tierra. Le sonreí y vi como me regalaba una sonrisa. Después de eso cerré mis ojos dejándome llenar de oscuridad. A lo lejos se escuchaban los gritos y sollozos. Pero antes de caer en la inconsciencia escuche su vos.
-Aguanta mi amor, aguanta

No se si era real pero me sentía cansada, el cuerpo me pesaba. Asi se supone que se sienta la muerte. Bueno no lo se, no sabia si seguía con vida o me había muerto. Trate de moverme con dificultad me pude voltear y una fuerte punzada corrió todo mi costado. Me acorde de la herida que aquel hombre me había echo. Trate de levantarme de la cama cuando unas suaves manos me detuvieron.

-No te levantes todavía- la voz dulce de mi hermana me lleno de alegría
-Angelic- dije con dificultad me ardía la garganta, abri mis ojos y vi la dulce cara de Angelic- donde estoy
-En tu casa- mire a mi alrededor pero no reconocía nada. El cuarto era pequeño de color azul cielo. Unas ventanas grandes lo llenaban de luz. El armario de frente con un tocador a su lado con un gran espejo. Mire que la cama hera mediana pero hermosa. De metal, con pilares en forma de árbol, la cabecera tenia hojas y flores silvestres. Hera hermosa y las sabanas color verde le hacían el toque perfecto.
-Esta no es mi casa- dije frunciendo la cara por la preocupación de donde estaba.
-Esla casa que tu esposo construyo para ti- me dijo bajando la vista, y en esos instantes me acorde de Armand
-Armand dios donde esta, esta bien, estaba herido la última vez que lo vi- mi cabeza quería preguntar por Cain pero las palabras no las podía dejar salir ahora era la esposa de su hermano
-Luna- me miro con precaución tratando de ocultar algo
-Que pasa- me moría de la incertidumbre por su silencio- por favor habla
-Armand- mas silencio trataba de hablar pero las palabras tan solo no salían de su boca
-Armand que, dime por favor- suplique
-Armand falleció- la noticia me callo como agua fría, dios había muerto protegiéndome, los ojos seme llenaron de lagrimas, que caían silenciosamente, murió por mi culpa- no llores amor por favor no fue tu culpa- me dijo como si leyera mi mente- tranquilízate si
-No puedo tranquilizarme sabiendo que murió por mi culpa- eleve mi voz todavía ronca
-Necesitas descansar y dormir un poco mas, para que tengas fuerzas suficientes para levantarte- dormir mas, eso me izo pensar en cuanto había dormido
-Cuanto llevo durmiendo- le pregunte atontadade no saber cuanto
-Tres días-
-Que, tanto tiempo- como podía haber dormido tanto tiempo
-No necesitas mas, para que puedas recuperarte- me decía mientras se levantaba y tomaba un cepillo, me senté poco a poco y me ayudo a hacerlo- Necesitas descansar para poder caminar no dejare que te levantes todavía- me decía mientras me cepillaba el cabello
-Donde esta Cain- tenía que saber de el temía que algo también le hubiera sucedido
-Esta trabajando- me dijo tranquilamente- viene tres veces al dia para ver si has despetado, por lo menos hoy se ira tranquilo.
-Quien se ha quedado con migo durante estos días- pregunte
-Pues yo quien mas- me dijo poniendo sus manos en las caderas- la casa es pequeña pero tiene tres cuartos
-Me has cuidado- dije con gratitud- y como estas tu, como te han dejado tenerme aquí sin que mi madre gritara- pregunte tratando de crear un chiste de lo inquietante que podría ser mi madre
-Facil- dijo encogiéndose de hombros- Clauss indico que se te llevara a tu casa ya que eres la viuda de su hijo debes de ocupar las cosas que el te dejo.- la mire con ansias de saber- si tu madre grito bastante, pero al final tuvo que aceptar el tenia la razón, le toca a el y a su familia cuidar de ti.
-No puedo creer que Clauss quiera cuidar de mi- dije sorprendida de la posición que el había tomado y notando que mi vos había vuelto aunque no del todo.
-Bueno Cain influencio bastante, fue el quien convenio a Clauss que lo mejor era que te quedaras aquí, sino ellos quedarían mal ya que tu ya eres parte de su familia- me dijo con una sonrisa, pero lo que pensé fue que tan solo eran apariencias
-Claro porque ellos se verían mal, eso es todo verdad- mi inconsciente quería volver a llorar, ahora era una obligación ya no me quería
-No digas eso, no lo tomes asi- me hablo muy seria- tenia que encontrar una escusa para que no te alejaran del, eso fue lo que me explico, o crees que viene tanto porque es una obligación.- Me dijo levantando las cejas-
-No sé qué creer, el quería que me casara, no quiso llevarme lejos con el, el día que nos atacaron en el convento, como voy a creer que todavía me quiere- mi corazón se encogía por el dolor
-Tonta, eso eres tonta- me dijo levantándose de la cama- sabes ese hombre trae de todo a esta casa, veo el sufrimiento en su rostro cuando entra a verte.
-Dios no se que pensar, todo es tan confuso- me tape la cara con las manos
-Bueno pronto será hora de que venga por última vez, así que debemos arreglarte un poquito, si- me dijo sonriendo
-Está bien pero no mucho no me siento bien todavía y me duele el abdomen, bueno el costado- dije y trate de sonreír
-Te pondremos este linda bata- dijo sacando una hermosa bata de seda negra del armario sus mangas largas y su falda llegaba hasta el suelo- sé que es negra pero tu madre envió todas las cosas que llegaron del convento y adiciono unos vestidos para el luto- dijo con una mueca
-No te preocupes estoy acostumbrada a usar el negro- dije sonriendo y cuando nos miramos ambas nos reímos, era irrespetuoso reír de que conservaría los negros vestidos. Pero ambas aviamos acordado no usar mas el negro cuando saliéramos del convento y ahora estaba atrapada en un luto
Me ayudo a poner la bata y me recogió el cabello en un moño sencillo. Pasaron no se si horas o minutos, pero me empezaba a impacientar. Mientras pasaba el tiempo me acomodaba en la cama. Tratar de mover las piernas y los brazos para quitarme el entumecimiento. Ya empezaba a oscurecer cuando oí que tocaban la puerta. Escuche su voz ronca, aunque lejos, mi corazón lo sentía cerca. Inmediatamente la culpa me lleno. Dios no debía de estar contenta ni entusiasmada por verlo. Mi esposo acababa de morir y lo peor de todo era su hermano. Escuche sus paso y como subía por unas escaleras y se acercaba mas. Me recosté sentada en la cama y cerré los ojos, quería escuchar su voz y saber algo antes de que supiera que lo podía escuchar. Se abrió la puerta y sentí como se sentó a mi lado quería sonreír pero tenia que aguantar.
-No a despertado aun- su voz era de preocupación
-Si ya despertó- lo dijo con un tono de sospecha- parece que esta cansada, te voy a dejar con ella a lo que termino de hacer un consomé para ella.
-Yo la cuido- dijo y escuche como la puerta se abría y cerraba- amor despierta- su voz se escuchaba tan cerca, y en ese momento sentí como me acariciaba la mejilla con sus manos y me daba un beso en la nariz.
-Hum- trate de disimular que me despertaba y abri lo ojos poco a poco. Lo primero que vi fueron sus hermoso ojos amarrillos
-Hola- fue lo único que quise decir
-Como estas- me dijo acariciándome la mejilla con el pulgar- Ya te sientes mejor
-Un poco
-Que bueno- me dijo soltando mi rostro- espero que te recuperes rápido- mientras se levantaba de la cama
-Puedo preguntarte algo- le dije tomando una de sus manos para que no se fuera, el se sento y asintió con la cabeza- donde estoy, bueno Angelic dijo que era mi casa pero exactamente donde estoy
-Esta es la casa que mi hermano y Yo construimos para ti- me dijo bajando el rostro,
-Porque quisieron que me quedara en la casa- tenia que saber la razón
-La construimos para ti, así que debes de estar en ella, además eres parte de nuestra familia ahora nos toca a nosotros cuidarte- levanto su rostro con una leve sonrisa
-Es solo por eso- dije mirando sus ojos- solo por compromiso
-No digas eso, tu sabes lo que siento por ti- tomo mis manos
-Pero ahora es diferente, verdad- saque mis manos de las suyas y las coloque en mi abdomen
-Lo que paso cambia un poco las cosas, pero no lo que siento- cerro los ojos, se levanto de la cama y comenzó a salir del cuarto
-Estaras lejos- dije rápido no quería que se marchara pero tenia miedo de que sus sentimientos no fueran los mismos
-No mi casa esta aquí a unos pasos de la tuya, si necesitas ayuda manda a Angelic, por favor no te lastimes tratando de caminar ahora- abrió la puerta y se marcho
Los días fueron pasando rápido mientras mas me movía por el cuarto me sentía mejor. Ya podía caminar por toda la casa sin sentirme mal, ni que el dolor llegara. Me paseaba por el pequeño jardín de rosas. Angelic y Yo vivíamos tranquilas. El lugar era alejado del pueblo y del castillo. Nunca volví a saber de los hombres que nos atacaron el día de la boda. Eso era bueno pero me sentía incomoda no saber que había pasado, pero estaba segura donde estaba ahora. Angelic y Yo cocinábamos para Clauss y Cain, todos los días. No nos molestaba ya que estábamos acostumbradas ayudar a Sofia y Alexsandra en la cocina. A Cain le sorprendió que supiera cocinar, y por lo tanto me molestaba mucho diciendo que no era una princesa común. Bueno era cierto ya no me sentía una princesa.
Los días seguían pasando ya había pasado dos meses desde la muerte de Armand y me encontraba realmente tranquila. Ya no tenia remordimientos, ni me sentía totalmente culpable. Cain y Yo volvimos a ser los grandes amigos de siempre. Con la única diferencia de que no nos tocábamos ni las manos. Sentir su cuerpo muy cerca hacia que surgieran deseos que no podía demostrarle. El era mi mejor amigo, pero también el hombre que Yo amaba y tenia miedo de que Clauss sospechara alguna cosa y me enviara lejos de el. Si al morir mi esposo Clauss se asía cargo de mi pero también desidia por mi, aunque no era todo el tiempo.
Hoy la noche se sentía tranquila y un poco refrescada. El calor del verano llenaba las paredes de la casa. Decidí salir a ver las estrellas y entendí porque se sentía ese pequeño refresco a el calor, estaba nublado parecía que llovería. Pero todo estaba oscuro, no había estrellas ni luna que iluminaran la noche. Me di cuenta que la herrería de Cain estaba prendida. Me preguntaba porque, cuando mira hacia la casa de el y su padre todo estaba apagado.
Comencé a caminar hacia allí, quería saber si s había quedado prendida la caldera o el estaba allí. Camine dando tropiezos, me aguantaba de todo parra no caer ya q todo estaba oscuro. La luz q salía de allí me llamaba, en realidad yo quería acercarme me seguía preguntando. Pero no podía para de caminar hacia ella. Cuando entre el lugar estaba iluminado por el fuego de la caldera y allí esta el de espaldas con el torso desnudo y sudado por el calor que salía de la caldera. Me quede sin aliento, no podía respirar era lo mas hermoso q mis ojos habían visto. Su piel blanca quemada por el sol y la calor de las llamas me llamaban. Dios este hombre me volvía loca. Como poder resistirse si lo tenía a solo unos pasos. Además no ayudaba el ver como los músculos de sus brazos se tensaban cada vez que martillaba el pedazo de metal. Que iva hacer cada vez se acercaba mas a el. Sin darme cuenta pase por el lado de una mesa y de esta se cayó un pedazo de metal. El sonido retumbó por todas las paredes haciendo que el se volteara a verme.
-Luna me has dado un gran susto- me dijo dejando el martillo y el metal encima de la mesa y tratando de limpiarse las manos con el mantel
-Tan de mal gusto me veo- le dije bromeando
-Eso jamás, eres la mas hermosa de las mujeres- decía mientras caminaba hacia mi quedando a solo centímetros de distancia.
-Bueno te e asustado ¿no?- las palabras me salieron en susurros por los nervios y mi piel se ponía muy caliente por la cercanía de su cuerpo con el mio.
-Mejor di que me sorprendiste- me acaricio la mejilla con su gran mano y acerco su rostro al mío y me dio un suave beso en los labios, me sentí desfallecer ante el contacto
-Que haces- dije sin despegarme de el no podía y no quería
-Algo que los dos queremos- y volvió a besarme
Este beso fue diferente, mas fuerte lleno de deseo y pasión. Exigiendo el contacto de nuestros cuerpos. El deseo me lleno por completo y deslice mis brazos alrededor de su cuello, apretando mi cuerpo al suyo con demanda. Sentí su mano acariciar mi costado y un gemido de dolor salió de mis labios cuando toco el lugar donde antes estaba mi herida.
-Te lastime- dijo con miedo y en sus ojos se reflejaba el terror que le producía lastimarme.
-No fue solo que tocaste donde estaba la herida y mas que dolor me asuste- dije cerrando lo ojos y bajando la cabeza, no quería que viera que tenia miedo a que me tocara
-Segura – dijo mientras levantaba mi rosto con sus dedos y Yo mantuve los ojos serados
-Si- en cuanto mis labios pronunciaron esa afirmación sentí de nuevo sus labios sobre los míos
Soltó mi rostro y acarició mi cintura suavemente, con delicadeza y temor de lastimarme. Mis manos buscaron su cabello y se enredaron en el. Era tan suave a pesar que todo el era tan rudo. Las caricias aumentaban y no podía aguantar los gemidos y jadeos, que me producían sus caricias. Su lengua acaricio mis labios pidiendo permiso para pasar y con toda la emoción la acepte. Su sabor dulce y fuerte me invadió. Ese sabor era adictivo, después de probarlo solo querías mas. Tuvimos una danza de lenguas hasta que me hiso falta aire. Pero sus besos y carisias no se detuvieron. Continuo con besos por mi quijada y bajo hacia mi cuello. Abri los ojos sin moverme
-Esto ya lo había vivido- dije suave mientras le acariciaba el cabello y volvía a cerrar los ojos
-Si cuando- susurro sobre mi piel
-En un sueño- dije sin aire aguantando los jadeos
-Espero que haya sido con migo- me dijo dándome un pequeño morisco en mi cuello
-No podría soñar con nadie mas- le dije apretándolo mas a mi cuerpo- ya te lo dije una vez soy tuya

Eso hizo que empezara a bajarme la bata de los hombros, con suaves y húmedos besos. Siguió su ruta de besos hasta llegar al comienzo de mis pechos y se detuvo. Al abrir los ojos y mirarlo vi que me miraba pidiendo permiso de continuar, el cual le di con una sonrisa. Termino de bajar mi vestido y me dejo completamente desnuda frente a sus ojos. Se separo un poco de mi para mirarme de arriba a bajo

-Eres hermosa- me dijo pegándose nuevamente a mi cuerpo y comenzó a besar me los pechos

Mientras que besaba, chupaba y mordía delicadamente uno, masajeaba con su mano el otro. Mis gemidos eran altísimos y tuve que morderme el labio para aguantar los siguientes no quería despertar a nadie y que nos encontraran de esa manera. Le sostuve por los hombros cuando mis deseos de gritar no los podía aguantar mas.

-Quieres que me detenga- me dijo mirándome a los ojos tan dulce y tristes pensara que lo rechazaba

-No- le dije sonriendo- quiero que termines con mi agonía, quiero sentirte dentro de mi
Con una sonrisa se despego de mi y comenzó a quitarse su pantalón. El era enorme todo el lo era. Se acerco y con su mano limpio la mesa con su mano. Me tomo en brazos y me acostó en la mesa. Cuando de coloco en sima de me miro a los ojos y comenzó a introducirse dentro de mi lentamente. No podía negar el dolor que sentí cuando por fin entro completamente y después se quedo quieto. Cuando la sensación de dolor cambio por la de placer, moví mis caderas para que supiera que quería que siguiera moviéndose. Comenzó lento, su movimientos me hacían gemir, y escuche lo que nunca pensé, los gemidos de el. Sus gemidos provocaban mas sensaciones en mi cuerpo. Quería mas y mas de el. Como si leyera mi mente comenzó a moverse mas rápido y mas profundo.

Tomo mis piernas por las rodillas y las subió hacia el, Eso hizo que lo sintiera mas profundo dentro de mi. Sus embestidas eran mas rápidas, mas profundas. Mi cuerpo se arqueaba de placer al sentirlo dentro de mi. Mis jadeos aumentaban y los gemidos de el y mios se hacían mas fuertes. Sentí como en mi vientre se formaba un nodo que quería ser soltado. Tome sus caderas y lo alaba hacia mi haciendo de las envestidas mas profundas.

El soltó mis rodillas y me tomo de las caderas elevándolas haciendo mas fácil que entrara en mi. Sintiendo que entraba mas adentro, con mucha mas fuerza. Sentí como una corriente eléctrica atravesaba mi cuerpo, y me despertaba cada punto en todo mi ser. El nudo en mi vientre se apretaba mas y mas hasta que sentí como exploto. Los temblores de mi cuerpo causados por el placer de esa explosión no tardaron.

Cain continuo con las envestidas un poco mas y vi como el temblaba de placer. Sintiendo que me llena, dejo caer su cuerpo sobre el mío y me abrazo. Pasamos unos minutos asi hasta que nos quedamos placenteramente dormidos.

domingo, 8 de noviembre de 2009

CLARO DE LUNA !!!!ED y DALY

bueno este es mi regalo para mi Leelan Daly mi sis q la adoro
un oneshot lemmon ,dios el primero q hago espero q les guste y me digan q les parece
haha okis

bexox y abraxox




Daly POV

Salí a caminar y recorrer la orilla de mar bajo la hermosa luna ,estaba un poco nublado el cielo, pero la luna podía divisarse entre las pequeñas nubes.

Me quite las zapatillas y metí las puntas de los pies para refrescarme, era una noche calurosa.


Contemple el reflejo de la luna en el mar y fue cuando vi algo aproximarse a gran velocidad, me reincorpore rápidamente


Eso se estaba acercando cada vez mas, quise correr, pero la curiosidad era mucha y yo no soy una mujer miedosa


A pocos metros de la orilla se detuvo y pude ver la silueta de un hombre aproximarse hacia mi, me paralice en el instante pero no por tener miedo, sino que al acercarse distinguía mejor su apariencia


Hermoso era una palabra corta en el vocabulario de mis labios para describirlo

Se acerco hasta q no hubo mas espacio entre nosotros y me sostuvo en sus brazos, perdí la movilidad de mi cuerpo cuando su aliento traspaso mi piel y se clavo en mis huesos


Esos hermosos ojos dorados me tenían hipnotizada, atrapada en un juego de seducción y lujuria, su cuerpo mojado y su sonrisa eran mas que una invitación a mi cuerpo para tomarlo


Sentí como inhala el perfume de mi cabello y comenzó a besarlo, bajando suavemente hasta que llego a mi oído, déjame hacerte el amor, déjame tomarte aquí y ahora, sentir tu cuerpo desnudo bajo el mio, tener tu olor sobre mi piel, hacerte gritar de placer


Si, hazlo-fue lo q dije sin tener control de mis labios o de mi cuerpo, debiera estar ofendida por tales palabras de un desconocido pero, lo único que quería era ser tomada por este semental de hombre, su cuerpo bien formado y sin exageración, su piel pálida y sin imperfección alguna, una creación digna de dioses, pero sin duda su mejor trabajo su sonrisa


Comenzó a desabotonar mi camisa, su piel era fría, pero en una noche de calor era perfecta y la desesperación se hiso presente en sus ojos y la arranco sin hacer daño alguno a mi piel, comenzó a besar cada parte de mi piel desnuda sin dejar un lugar libre donde sus labios no exploraran, ni mordisqueara, sentí mi entrepierna palpitar, pedía a gritos ser llenada por este hombre, que acabara con el dolor de la ausencia de estar dentro de mi, su cuerpo lo pedía como si fuera la medicina de sus males


Y no dudaba que fuera lo que en este momento necesitaba, no lo necesitaba, lo exigía dentro de ella, penetrando, bombeando en su interior llenándola de los placeres de la carne ,no pudo evitar gemir ,quiso callar ,pero de alguna manera tenia q sacar el fuego que este hombre provocaba en mi interior ,sentir como su sangre hervía


Edward POV


No era mi intensión, pero al verla a la orilla de la playa y sentir su aroma, eso sin duda me trastorno, llegue y la tome en mis brazos olí su cabello


Me maldecía a mi mismo por lo que pensaba hacerle a esta hermosa humana, pero era tarde cada uno de sus gemidos me atrapo, ya no era dueño de mis acciones, solo quería poseerla, llenarla de placer, hacerla gritar al llegar al orgasmo, quería hacerla disfrutar


No sabía como esta humana, con su solo aroma llego a trastornarme de tal manera que no me puedo marchar, correr lejos de ella


Quiero estar aquí y satisfacerla, saborear cada parte de su cuerpo, recorrer cada centímetro de su piel seguir perdiéndome en su aroma en sus exuberantes curvas, ninguna mujer, me había hecho sentir de la manera que ella lo hacia


Mientras recorría su cuerpo con mi lengua, y sus gemidos se intensificaban, oli el aroma que destilaba su cuerpo, pidiéndome a gritos que la tomara y yo estaba mas que dispuesto a realizarlo, sentí sus pezones endurecer y me deshice de su sostén rompiéndolo por el medio, ella arqueo su espalda permitiéndome tener mas control sobre sus pezones


Los tome en mis boca succionando jugando con ellos, hermosos rozados, ella soltó otro dulce gemido y seguía arqueando su espalda


Hazlo .-dijo ella entre gemidos


Comencé a desabotonar su pantalón y bajarlo, por sus cremosas piernas y comencé a besarlas, hasta que saque del todo el pantalón


Sin dudarlo desabroche el mio y lo saque con todo y mis bóxer

La mirada de ella, hacia mi cuerpo ,fue sensual


Daly POV


Era enorme, jamás había visto algo así en mi vida, era enorme y estaba listo para mi, para introducirse dentro, estaba más q duro


Comenzó a subir nuevamente por mis piernas cuando se detuvo ,su rostro mira detenidamente mi parte intima ,su aliento golpeo en el haciendo q me arquiara instintivamente y me mojara


Subió su rostro y me beso, tierna y apasionadamente, el beso se hiso extenso y su lengua se introdujo en mi boca jugando con la mía, su lengua exploro y saboreo cada parte de mis labios antes de apartarse, mordisqueo mi labio inferior


Quiero saborearte antes de estar dentro de ti-dijo en tono sensual


He hiso q me ruborizara, lentamente el fue bajando, besando y mordisqueando todo lo que encontró a su paso hasta que llego a mi parte mas intima, comenzó a deslizar suavemente mis pantaletas

Déjame verte por favor- dijo un gruñido de lo mas erótico


Abrí lentamente mis piernas, dejando ver mi piel secreta


Sus ojos se expandieron, su mirada mostraba hambre al verme


Sentí un dulce rose ahí en mi parte intima, sus labios estaban explorándome, lenta y suavemente, la humedad se hiso presente cuando sentí su lengua introduciéndose en mi


Un grito salió de mis labios, sin tener la oportunidad de ahogarlo dentro de mi, el se movía suave, lento, y era casi torturador


Otro grito aun mayor salió


Q pasa -dijo- te he lastimado, quieres q pare


Eso… hazlo…….mas rápido…….. por favor- dije entre jadeos


Introdujo sus labios y su lengua mas rápidamente, con potencia poder, sobre mi

Sentí la electricidad que se esparcía por todo mi cuerpo y el aun no se detenía, uno tras otro


Se apodero de mi, mi cuerpo se movía con vida propia, por lo q este hombre estaba provocando

Paso sus manos por debajo de mis piernas y las apoyo en mi estomago, trayéndome mas hacia el, manteniéndome en el mismo lugar


Las sensaciones q están surgiendo en mi cuerpo, eran cada ves mayores, la montaña rusa no es nada con lo que sentía en este momento


Eres deliciosa- dijo levantando su rostro, sus labios brillaban y me sonroje al saber de donde venían


Edward POV


La acerque mas a mi, para introducirme en ella


Estas lista- una sonrisa salió de ella y se acomodo para mi me introduce lentamente en ella, se sentía tan bien, tan apretada me sentí en el cielo cuando lo introduje totalmente en ella, ella perdió la respiración, se quedo quieta, de un momento a otro su respiración volvió a ser firme, ella me agarro por la espalda clavando sus uñas en mi lo que hiso que saliera un gruñido de mi garganta

Fui lento y suave, no quería lastimarla


Pero algo en mi me pedía ir con vas fuerza tomarla duro y fuerte, pero no podía hacerle daño


Ella se movía con migo acompasándonos mutuamente, llego varias veces, cuando mis caderas pedían a gritos ir mas rápido quise apartarme de ella para no dañarla


Pero el orgasmo me tomo desprevenido empujando mas a ella, su grito fue hermoso


Me quede inmóvil al igual que ella, su sonrisa creció


Estuvimos un rato así, yo bombeando dentro de ella, haciéndola gritar de placer, moviéndome en ella, penetrando empujándome en ella y ella me tomaba con gusto

Contraía sus músculos internos, acariciando mi miembro


Haciéndome, gruñí por dentro, lentamente el mounstro que llevaba por dentro, me pedía a gritos tomar su sangre, mis caderas se movieron mas rápido, ella tubo que agarrarse de mis muñecas para no moverse del lugar


Levanto sus piernas y las paso por mi cintura, sosteniéndose dándome mayor facilidad de penetración

La levante del suelo y la puse en mi regazo, la tome de las caderas y ella comenzó a moverse rápidamente sobre mi


Rodeo mi cuello con sus brazos y deje caer mi cabeza sobre su cabello aspirando su fragancia


Acompasando nuestros movimientos, dios esto era el cielo, su fragancia y que me dejara estar dentro de ella, escuchar el movimiento de su sangre por su cuerpo, su corazón palpitando a gran velocidad, sus mejillas de un color escarlata, era lo mas sensual que había visto la deje sobre la arena, el cansancio se hacía presente en ella después de unos minutos se quedo dormida con una gran sonrisa en su rostro


Daly POV


Me desperté con los primeros rayos del sol q se aproximaba por el horizonte, dios había tenido la noche mas magnifica, el hombre mas hermoso que conocí estuvo dentro de mi, pero que…….


Estaba vestida, completamente vestida


Era posible q fuera un sueño

Maldición, un sueño pero el mejor sueño y mas vivido que tuve en mi vida


Lo siento, no soy un sueño- dijo el detrás de mi


Hola- dije sintiendo la sangre subir a mis mejillas

Con la luz del sol se veía mas hermoso aun, un suave brillo sobre su piel brillante


Mi nombre es Edward Cullen- dijo extendiendo su mano, la tome y el se la llevo a sus labios


Mucho gusto Edward, mi nombre Daly es un placer

No el placer es todo mío- dijo y me atrojo hacia el y me beso

viernes, 6 de noviembre de 2009

Siguiendo mi Luna


Bueno chicas perdonen la tardanza aqui les dejo el capi y para quien decia que el anterior era corto pues quisas con este no se moleste tanto.
Capi 7
Cuando amaneció Luna miro a todas parte, pero no lo encontraba. Las había dejado solas en la cueva. Luego comenzó a pensar en todo lo que había pasado la noche anterior, y un escalofrió corrió por su espalda, al pensar que la querían matar o algo mucho peor. Pero como una luz brillante te deja sin visión llegaron a su mente unas palabras “Te cuidare siempre porque Te Amo”, habrían sido su imaginación, los nervios, o un hermoso sueño. No podía estar clara si en realidad Cain había dicho esas palabras, pero deseaba que fuera cierto. Que el la amaba y que la cuidaría siempre. Pero que estaba pensando ella se casaría con otro y el quiere que lo agá. Que tonta pensar que el la quiere si ni siquiera le había pedido que no se casara. Tenía que sacarse de la cabeza todo esto, no podía seguir pensando en lo que quería y lo que en realidad tenía que hacer. Despertó a Angelic que todavía permanecía en el suelo. Se paro y se acomodo la bata y su capa.

-Ya ha salido el sol- me pregunto Angelic con tono cansado

-Vámonos de aquí antes de que nos encuentren- tenía miedo

-Adonde- pregunto no sabía hacia donde exactamente se tenían que dirigir

-Al convento

-Que- grito Agenlic- estás loca no podemos volver y si todavía están hay

-Tonta- dije con voz suave- buscaremos unos caballos y nos iremos con mis padres

-Y si nos encuentran- se paro y coloco sus manos en las caderas

-Creo que eres la mejor escabulléndote entre los árboles y entrando al granero- le dije levantando una ceja- o es que nunca lo has hecho- le dije con una sonrisa picara

-Eres mala- me contesto

-No lo soy tenemos que hacerlo no podemos poner en peligro a Sofia, por Dios espero que estén bien- dije tapándose los ojos

-Vamos no pienses en eso- me dijo tocándome el hombro- vamos por los caballos- dijo tirandome de la mano libre

Caminaron rápido por el bosque puesto que el establo estaba cerca de la cueva. Angelic tomo dos caballos y un par de riendas. No le daría tiempo a colocarles adecuadas monturas. Tenían que salir rápido de allí. Mientras corrían por el bosque a toda velocidad, bueno lo que los caballos permitían, Luna seguía preguntándose que le habría pasado a su padre para que enloqueciera de esta manera. No tenía lógica ninguna. Y tan pronto llegara hablaría con su madre para saber que estaba pasando.

Cuando comenzaron a acercarse a las cercanías de los campos de los súbditos le entro un poco de miedo llevaban. Horas cabalgando y no había pensado que harían cuando estuvieran cerca, detuvo el caballo en seco y miro a Angelic que se detuvo un poco después de ella.

-Que sucede- Pregunto con miedo Angelic

-Tapate, que no quede nada a la vista- Angelic no entendió

-Que ¿Cómo?- estaba atónita

-Con la capa, cúbrete la cabeza- insistió, cuando termino de arreglarse para que nada saliera de las capas y mirara que Angelic se cubrió adecuadamente como se lo había pedido comenzó a cabalgar- vamos no quiero que oscurezca

Cabalgamos como dementes sin importar lo cansados de los caballos hasta que llegamos al pueblo. Disminuimos la velocidad pero avanzábamos bastante. Cuando alcanzamos los portones del castillo nos detuvimos todo estaba bien serrado había llegado el alba.

-Abran el portón- pedí a grito con tono de mando

-Oye niñita aléjate de aquí- dijo uno de los guardias

-Que abras el portón- volví a gritar y mira hacia atrás la noche empezó a cubrir el pueblo y a mi llego el temor

-Mira lárgate quien te crees para dar órdenes- se mofaba de mi ese guardia, el coraje fue mayor que la cordura y lo único que hice fue quitarme la capucha de la capa.

-Vas a abrir- fue lo único que dije mirándolo con furia

El portón se abrió en un abrir y cerrar de ojo entraron a toda prisa. Desmontaron dejando los caballos en el medio de la entrada principal. La servidumbre las miraba atónitos de ver a la princesa en ropajes de dormir siendo cubierta tan solo por una capa. A ella no le interesaban las miradas de las mujeres ni hombres que las veían correr por los grandes pasillos. Corrió seguida de Angelic por todo el castillo hasta llegar a la habitación de su madre y tocar con ansiedad a su puerta.

-Madre abre esta puerta- grito con fuerza igual a los golpes que le daba a la puerta.
-Dios hija como has llegado hasta aquí- la voz preocupada de mi madre se hizo notar

-No importa- trate de no explicar mucho- que esta pasando porque tuve que huir del convento cuando unos hombres fueron a buscarme ha saber para que.

-Hija- no podía hablar, me tomo por los hombros y me observaba buscando alguna herida

-No me paso nada- la dije tomando sus manos

-Pero como llegaste- me miro preocupada

-A caballo- le conteste lo mas normal- que esta pasando- volví a preguntar

Me dejo pasar a su recamara, y me senté en la cama. Angelic se quedo parada en el portal de la puerta. Mi madre la miraba con curiosidad. La mire al rostro y asentí con la cabeza y estire la mano para que entrara. Tomo mi mano y se sentó en el suelo.

-Madre ella es Angelic mi amiga y hermana del convento- la presente con una gran sonrisa en mi rostro, tan grande como la Angelic al escuchar que la presentaba como mi hermana

-Mucho gusto- mi madre la saludo con una sonrisa

-Su majestad- respondió Angelic con una reverencia

-Madre dime que le paso a papa- insistí en preguntar

-El alcohol y la pérdida de dinero hija mía- estaba atónita por lo que etaba escuchando

-No te entiendo madre- que cosas estaba pasando

-No se cuando pero tu padre a empezado a tener problemas con personas de otro reino y a perdido muchas monedas de oro a causa de esto- mi madre trataba de explicar una situación que no tenia explicación

-No madre no quiero saber el porque del problema- era cierto- sino porque maltrata al pueblo
-Despecho e impotencia hija- mi madre bajo la cabeza- semanas después de tu partida las cosas empezaron a empeorar hasta el punto de que ya pocas personas respetan a tu padre

-Pero te han atacado a ti y anoche a mi- temía por nosotras- por que

-No se hija pero tu padre quiere adelantar tu boda para que puedas estar a salvo- me quede atónita y mire a Angelic, quien tomo la mano que tenia en mi regazo y la apretó dándome fuerza
-Porque piensa que estare a salvo- mi voz salió en un susurro

-Ceras la esposa del hijo del capitán, tendrás mas protección y estarás lejos de la mirada de todo el mundo- me quería con vencer con esto, pues se equivocaba
-Mas protección madre- le dije sarcástica- es casi cierto que nadie buscara a una princesa con un guardia, porque eso es verdad- mi madre solo asintió a mi afirmación- pero ………………..

-No hija deberá ser así, no termines de quitarle el poco honor que le queda a tu padre- me interumpio y me hizo sentir culpable, Alfreud pagaría las consecuencias cuando suba al trono si esto sigue empeorando

-Cuando cera- baje mi rostro y cerre mis ojos lo único que pude ver fue el rostro de Cain, y recordé que el quiere que esto pase

-Al estar tu aquí sara mas rápido pues no tendremos que traerte- la mire al rostro- hablare con tu padre para saber, pero ahora descansa ve a tu habitación y recuéstate debes de estar cansada por ese viaje- dijo y miro a Angelic- are que le consigan una habitación a tu amiga

Nos levantamos ambas Angelic salió primero y me espero en la puerta, no iba a permitir que me separaran de mi hermana, porque estaba segura que la enviarían a una de las recamaras de los sirvientes. La tome de la mano y nos dirigimos a mi habitación. Al entrar cerré la puerta con llave y nos sentamos en la cama. Nos quedamos en silencio unos minutos hasta que empecé a llorar. Era una tonta lo único que hacia era llorar.

-No llores tienes que ser fuerte- me dijo Angelic y me abrazo

-No……. Se………… como……………. serlo- las palabras me salían entrecortadas las lagrimas no me dejaban hablar

-No te preocupes estaré con tigo siempre

-Gracias- fue lo único que pude decir

Tocaron muchas veces a la puerta pero no abrimos no que riamos ser molestadas. Nos que damos dormidas juntas hablando, llorando y pensando que sería de nosotras después de la boda. Porque estaba claro que no nos separaríamos aunque me casara.

-Despierta- escuche la voz suave de mi hermana- despierta no me agas despertarte bruscamente- la suavidad de sus palabras desapareció y Yo comenze a abrir los ojos
-Buenos días- dije simulando una voz de molestia

-Dias queras decir tardes- me dijo irónicamente

-Tardes- no creía que había dormido tanto- dime son las 9 o 10 de la mañana- sabia que cualquier hora después de las 6 de la mañana eran tardes para ella

-Llano son de mañanas amor, son las 4 de la tarde- su tono volvió a ser suave

-Se me fue todo el dia y no me levantaste antes- eso era algo increíble estaba perpleja mi hermanan nunca me había dejado dormir tanto- no lo puedo creer

-Tonta necesitabas descansar, tontita- me sonrio

-A que hora tu despertaste- me preocupo que ella no ubiera descansado

-No importa tu madre vino y dejo dicho que en una hora te probaras el traje- cade sentada en ese mismo instante

-El traje- pregunte

-No te queras casar desnuda o ¿sí?- su broma no daba risa pero sus gestos si, frunció las cejas casi tocándose las bajo la cabeza un poco de lado y se puso las manos en la cintura una gran muestra de desaprobación

-Está bien voy a arreglarme- decía entre risas

Me arregle como todos los días desde que vivía en el convento, un traje negro sencillo, unas botas, pero hoy no me puse ningún pañuelo en el cabello. Baje hasta uno de los salones y me encontré con Angelic sentada en unos de los sillones muy inquieta e incomoda. Sus vestidos eran igual a los mios, y hoy ella tampoco se había colocado el pañuelo en el cabello. Se los había arreglado hermosamente en un peinado medio pero todo recogido. A causa de que estaría tan nerviosa, me preguntaba. Estaba tomando una tasa de te como toda una dama de alta posición, porque estaría tan nerviosa si se comportaba de aceptablemente de acuerdo en el lugar que estaba. Al entrar al salón todos se voltearon a mirarme y entendí sus nervios. Ella se encontraba sola en un salón relativamente pequeño acompañada nada menos que de mi hermano y su mejor amigo Christoval. Ese hombre era muy guapo, y cualquier mujer tendría nervios de tenerle cerca. Mi sonrisa se agrando cuando mire a Angelic, que al verme entrar me miraba con miedo, dejo la taza del te en la mesa y se acerco, delicadamente deprisa hasta donde Yo me encontraba.
-Te encuentras bien- me dijo como si tuviera alguna cosa

-Yo muy bien pero tu no pareces estarlo- conteste levantando una ceja en forma de broma y con una sonrisa- porque estas tan nerviosa- la mire y luego dirigí mi vista sin mover la cabeza a Christoval rápidamente y la volví a mirar.

-No seas tonta- me dijo dándome un leve golpe en el hombro- Yo no estoy nerviosa

-Si por supuesto que no- me reí bajito para que nuestros acompañantes no lo notaran.

-Quieres te- me ofreció

-Claro- nos sentamos en cillas que estuviéramos cerca una de la otra, Angelic me sirvió una tasa de te y no pude soportar mirarla mal

-¿Porque me sirves?- mi voz salió con el mismo coraje que sentí, Ella se quedo muy quieta y me miro con miedo- te pregunte algo

-Pero- su voz se quebró y no salió mas palabra de sus labios, Alfreud y Christoval me miraron extrañados yo nunca utilizaba ese tono de voz

-Tu no estas en esta aquí para servir- le dije levantándome, y la tome de las manos quitándole la taza y la tetera- estas aquí porque eres mi amiga y mi hermana y no permitiré que me sirvas a mi o a nadie- le dije mirándola a los ojos ella solo asintió con la cabeza y en esos momentos una lagrima salió de sus ojos y yo la abrase muy fuerte- perdón no debí hablarte de esa manera

-No importa- dijo en un sollozo

-Claro que importa no quise lastimarte- mi voz era suave no quería hacerla sentir peor de lo que ya había echo

-No me lastimaste, es que no esperaba que dijeras eso- me aleje y la mira a los ojos con una mirada interrogante- que no quisieras que te sirviera- me explico- Yo no soy nadie y en cambio Tu ……… eres una princesa- y luego bajo es rostro

-Mírame- negó con la cabera y Yo le levante el rostro por el mentón con una mano aunque sus ojos buscaron el suelo- acuérdate que para mi eres como una hermana y lo que Yo sea tu lo eres también- ella volvió a negar- no me digas que no me entendiste- mi voz volvió a ser severa y ella me miro a los ojos

-Tratare- fue lo único que dijo,

-Mi niña- escuche detrás de nosotras, al voltearme estaba allí en el portal de la entrada del salón y Yo corrí a su encuentro

-Maria- dije con una felicidad que lleno todo el salón.

-Mi dulce Luna- me dijo acariciándome una mejilla y Yo la abrace

-Tengo que presentarte a alguien- le dije cuando me separe de ella- Angelic- la llame, cuando llego a mi lado la tome de la mano- Maria ella es mi mejor amiga y hermana Angelic.

-Mucho gusto niña Angelic- la saludo con una reverencia

-No agá eso- contesto rápido

-Si son dos gotas de agua- sonrió Maria- vamos que el vestido te espera- me dijo i me tomo de la mano, cuando Maria empezó a caminar Yo la seguí todavía tomada de su mano, pero me percate que Angelic no nos seguía

-Tu no te salvas de esto- le dije tomando su mano y tirando de ella también

Cuando entramos a la habitación me encontré con mi madre y dos costureras mirando el vestido, en realidad era hermoso, sencillo como me gustan pero hermoso. Para como se veía adivino que lo escogió Maria. No llevaba enagua la falda caía como si fuera una flor, la parte de arriba mas parecía un corset que parte del traje pero le quedaba perfecto con unas tirillas que simulaban mangas. Para terminar llevaba un abrigo trasparente que llegaba hasta el suelo. Mangas largas y anchas en forma de copa.
-Es hermoso- fue lo único que dije

-Vamos a probártelo tan solo tenemos 4 días para arreglarlo de no servirte- hablo mi madre y mi mundo se termino de derrumbar.

-4 días- dije mirándola y ella asintió con la cabeza, en ese instante sentí como Angelic apretaba mi mano, la mire dando le gracias con esa mirada y ella me regalo una sonrisa de apoyo.

-Vamos Yo estaré con tigo- me dijo y caminamos hacia la primera parte de mi funeral.

Los días pasaban ajetreados para mi madre porque Yo no quise hacer nada. Bueno que más se podía esperar no estaba de acuerdo así que no quise aportar nada. Entonces llego el día. Yo no estaba nada emocionada pero tenia que sonreír. Una cosa era cierta desde mi llegada mi padre había cambiado un poco. Se le veía feliz. Trataba mejor a las personas, y había bajado los costos, algo por lo menos estaba bien. Maria y Angelic me ayudaron a terminar de arreglarme el cabello y empezamos a bajar al gran salón donde se llevaría a cabo la ceremonia.

El salón estaba hermoso, con muchas flores. Las personas estaban muy elegantes, y los trajes de las damas mas hermosos que lo normal. Al llegar a la puerta mis padres me estaban esperando. Mi padre me tomo de la mano y mi madre nos siguió. Me paseo por todo el salón hasta llegar donde estaba Clauss. Mis nervios aumentaron y mi sonrisa desapareció, había llegado el momento. Clauss no miro con una sonrisa y alzo la mano llamando a alguien que estaba al otro lado del salón.

En ese momento me quise morir no podía comprender lo que estaba pasando. Venían caminando hacia nosotros dos hombres y Yo no podía creerlo, hasta que se pararon frente a nosotros.

-Mi rey- saludaron ambos

-Mi rey estos son mis hijos, Armand y Cain- dijo Clauss señalándolos pero mis ojos no podían separarse de los de Cain. Que no se veían felices, estaban demasiado tristes y no sonreía.- Princesa- me llamo Clauss y en ese momento lo mire con ansiedad esperando que me respondiera la pregunta que no salía de mis labios pero que mis ojos dejaba saber ¿Cuál? Las esperanzas volvieron a la vida cuando el dijo que Cain era su hijo pero será el- le presento a mi hijo mayor y su futuro esposo Armand- mi mundo se derrumbo y lo único que pude hacer fue mirar a Cain, quien cerró los ojos y bajo la cabeza. Definitivamente ya estaba muerta.
-Hija- dijo me padre con tono de pregunta en su voz
-Terminemos con esto- fue lo único que dije dándome la vuelta y extendiendo mi mano hacia Angelic que tan solo estaba a unos pasas detrás de mi junto a Maria.
-Lo siento- dijo ella al alcanzar mi mano- en un momento pensé que fuera el
-Yo también lo siento- dije y mire a Maria quien en un instante tomo mi mano libre
-Tienes que ser fuerte- me dijo apretando mi mano
-Tu lo sabias- le pregunte y ella asintió con la cabeza
-Por eso mi asombro cuando le vi en el árbol- dijo bajando la cabeza
-Ya no importa- dije con aplomo- terminemos con esto- volví a repetir
Nos giramos hacia mis padres y Clauss y sus hijos y Yo asentí con la cabeza para que todo diera inicio. Nos acomodamos frente al sacerdote Angelic detrás de mi y Cain detrás de Armand. Verdaderamente no le hice caso a la ceremonia. Mis ojos no dejaban de mirar a Cain. No podía despegar la mirada de el. El sacerdote hizo las preguntas Armand contesto sin vacilación. Cuando llego mi turno me quede muda no podía responder mire a Armand y mis ojos volaron a Cain, quien asintió con la cabeza cerrando los ojos.

-Acepto- conteste cerrando los ojos

-Los declaro marido y mujer, puedes besar a tu novia- abrí los ojos con terror al escucharlo.

Cuando el sacerdote dijo las palabras mi corazón se encogió no lo podía creer ahora le pertenecía al hombre que tenia de frente. Se acerca a mi y por instinto cerré los ojos, no quería ver esto. Tomo mi rostro entre sus manos y acerco sus labios a los míos. Sus manos erran suaves y sus labios dulces, me beso con delicadeza. Pero no eran las manos ni los labios que yo deseaba que me tocaran, no eran los de Cain. Me quede inmóvil, muy quieta para que el no pensara que se lo devolvía. Aun así escuche un gruñido en la espalda de Armand o quería escuchar eso, no estaba segura. Quizás a el no le gustaba la situación tampoco. Unas lagrimas seme salieron de los ojos, pero no erran de alegría sino de impotencia y coraje, me sentía inútil ante lo que estaba sucediendo. Armand retiro sus labios y me miro a los ojos sin despegarse mucho de mi rostro. Al ver mis lágrimas poso su frente sobre la mía y limpio mis lágrimas con sus pulgares.
-Todo estará bien- me susurro, Yo tan solo pude asentir con la cabeza por que no podía hablar, mi dolor era tan grande que no podía emitir ningún tipo de palabra sin echarme a llorar primero.

Top 10 visitantes